5 Preguntas Para Hacer Durante Su Consulta De Rinoplastia

Antes de comprometerse a cualquier cirugía plástica, ya sea estética o reconstructiva, es vital programar una consulta con su cirujano plástico. Esto le da una oportunidad de hacer cualquier pregunta que pueda tener y aprender más acerca de las calificaciones de su cirujano. Aquí hay cinco preguntas que debe agregar a su lista de consultas si piensa realizarse una cirugía de nariz en alguna clinica de rinoplastia en lima Perú o en la ciudad donde viva.

¿Puedo contactar a sus otros pacientes de rinoplastia?

Una de las mejores maneras de entender realmente cómo será una cirugía con dicho cirujano es hablar con otras personas que ya han sido intervenidas por el especialista. Esto le da la oportunidad de ver si los resultados previos obtenidos por otros pacientes imitan lo que espera ver en su caso. Usted puede pedir a estas personas su opinión sobre la manera de trabajar del médico de cabecera, las políticas de gestión del dolor, la atención al detalle, y mucho más.

¿Tienes fotografías de antes y después?

La mayoría de los cirujanos plásticos se enorgullecen de su trabajo, y coleccionan álbumes de antes y después de las fotos para mostrar a sus futuros pacientes. Estos le pueden dar una buena señal sobre la habilidad de su cirujano para mantener una nariz en forma natural y que refleja con precisión los otros contornos de su cara. Usted debe buscar las fotos de antes y después que se ven completamente naturales – no quirúrgico o “plástico”. También debe buscar sutilezas en el trabajo en lugar de cambios drásticos, excepto en el caso de las cirugías de reconstrucción.

¿Cuáles son los riesgos?

No importa qué tipo de procedimiento quirúrgico sea en el que vaya a someterse, siempre habrá algunos riesgos involucrados. Es vital que se tome el tiempo para hablar con su cirujano acerca de estos riesgos para que pueda tomar mejores decisiones y más informadas sobre su atención médica. Si el cirujano trata de decirle que no hay riesgos involucrados, es probablemente mejor buscar a otro cirujano. En su lugar, el cirujano debe decir por adelantado acerca de los riesgos potenciales y la forma en que pueden afectarle. Mejor aún, el cirujano debe discutir las maneras de mitigar esos riesgos potenciales.

¿Qué sucede si necesito una revisión?

Antes de hacer una compra importante, es muy probable que se tome el tiempo para aprender acerca de la garantía de la empresa o la política de devoluciones. No se puede devolver una rinoplastia, por desgracia, pero puede preguntar a su cirujano para una revisión si no está satisfecho con los resultados. Asegúrese de que usted hable con su cirujano antes del procedimiento para averiguar lo que ocurrirá si no te gusta el resultado final. Pregunte lo que su tasa de revisión es, y si el porcentaje es alto, o si el cirujano no quiere proporcionar esa información, es posible que desee ver a otro cirujano.

¿Cuántas rinoplastias has hecho?

Usted nunca va al dentista para la cirugía de corazón, y esa misma regla se aplica a la cirugía plástica. Algunos cirujanos sólo se especializan en unos procedimientos específicos, así que asegúrese de que el cirujano que elija ha realizado muchos procedimientos de rinoplastia. Un buen número es al menos 80 por año. Si su cirujano realiza menos, entonces es posible que desee considerar la búsqueda de uno que tenga experiencia más reciente.

Su consulta de rinoplastia es muy importante para el éxito de la cirugía, y es importante de asegurarse de que está respondiendo correctamente a todas las preguntas. Asegúrese de que estas cinco preguntas estén en su lista, y prestar mucha atención a las respuestas con el fin de ayudarle a tomar las mejores decisiones posibles.

Cómo Tener un Cuerpo Saludable y Por qué

Para tener un cuerpo saludable, es importante tener una buena dieta y practicar ejercicios físicos regularmente ya que de esta forma estimulara su metabolismo y alavés esto actúa como prevención a ciertas enfermedades y cáncer.

La salud del ser humano está condicionada a múltiples factores, entre ellos la alimentación.
La alimentación debe ser sana y equilibrada, es decir debe favorecer la armonía del organismo y proporcionar la energía necesaria para sobrellevar la actividad diaria. La importancia de llevar una dieta sana y equilibrada se justifica par tener salud y para prevenir enfermedades.

Para que una alimentación sea equilibrada ha de cumplir una serie de requisitos, entre ellos el proporcionar todas las sustancias necesarias para el organismo, respetando criterios de cantidad y calidad. Teniendo siempre en consideración que la cantidad de sustancias nutritivas que se deben ingerir vendrá determinada en función del peso de la persona, su edad y su actividad.
Existen tres normas fundamentales para elaborar una dieta sana y equilibrada:

  1. Tener en cuenta el valor nutritivo de los alimentos.
  2. Tener en cuenta las necesidades energéticas del organismo que deben cubrir los nutrientes, es decir, la dieta debe aportar la energía suficiente para cubrir las necesidades del organismo.
  3. Elaborar una distribución adecuada de los alimentos.

No existe ningún alimento completo al cien por cien, es decir, ningún alimento aporta todos los nutrientes necesarios para el organismo, (a excepción de la leche en los primeros meses de vida); por esta razón las dietas deben ser variadas, complementando alimentos en función del aporte de nutrientes de cada uno.

Los alimentos como las frutas nos proporcionan una buena nutrición y salud, según algunos estudios esta es la mejor manera reducir el padecimiento del cáncer. Los científicos han estudiado a muchas de las personas que están padeciendo de cáncer observando su nutrición llegando a la conclusión que la mayoría de personas no involucrado los alimentos antioxidantes lo que aumenta las probabilidades de convertirse en candidato a desarrollar el cáncer por el contrario las personas que comieron frutas regularmente neutralizan las células cancerígenas.

En nuestro medio podemos encontrar alimentos que nos ayudaran aprevenir o disminuir el riesgo del padecimiento del cáncer por ejemplo los arándanos, fresas frambuesas y zarzamora que ayudan a evitar el cáncer de pulmón, piel, próstata, esófago e hígado.

Mientras que el ajo, cebolla y cebollín le ayudara a prevenir cáncer en el estómago de igual manera los huevos, pescado, granos, lácteos, hígado, nueces, verduras vegetales nos ayudaran a prevenir el cáncer en la boca del estómago, colon, mamas pulmón y próstata.
A modo de conclusión señalaremos que las dietas siempre deben adecuarse a las características individuales de cada persona.

Es muy importante que lleves una nutrición saludable en tu diario vivir es por eso que debes comer para vivir no vivas para comer.